Ir al contenido principal

Advertencia

La lectura de lo que a continuación voy a relatar puede causar trastornos psicológicos irreversibles, de hecho yo misma todavía estoy asimilando muchas de las cosas que he presenciado y pienso que puede que la mayoría de los acontecimientos queden por siempre sin explicación.... con semejante misteriosa introducción doy paso a la historia...
Asistimos a lo que iba a ser un concierto de Rock, de una banda local medio seria (con su tercer album ya y varios años en el mundo de la música dando conciertos aquí y allá), aun así a ninguno por supuesto nos sonaba el nombre. Escuchamos algunas canciones en myspace y aunque el cantante no era de mi devoción, el rock sonaba medio bien. En el programa decía que tocarían además tres teloneros y la hora de inicio era a las 20h. Allá que nos plantamos en el sitio y lo primero que llama nuestra atención es la presencia de guardias de seguridad (con su uniforme y boina a juego) en la entrada. Con deciros que yo me creía que era uno disfrazado (pues había un concurso tb de disfraces de rockeros de los años 70 y 80 cuyo premio era una guitarra eléctrica), aunque pensé que se había equivocado de tema jajaja. Total que por la cara que nos pone cuando nos pide las entradas me doy cuenta que no, que es de verdad. Entramos, en el sitio donde nos ponen la pulserita otros dos guardias más y en la sala otros dos más O_o pero esto que es? si hay más control de seguridad que en la CIA! Pero aún había otro sorpresa más... en mitad de la sala, donde ya había algunos asistentes se encontraban colocadas varias mesas con patatitas, servilletas, vasos de plástico, coca-cola, fanta... o_O de quién es la fiesta de cumpleaños??? jajaja Ya habíamos cenado pero las patatas chips de bolsa aquí son manjares de lujo (por el precio q tienen en el supermercado, una bolsa normal vale cerca de 4 euros pa q os hagáis una idea), así que yo me dispongo a amortizar mis 5F de la entrada que hemos pagado y me pongo a comer como los hobbits. Pablo también se pone al lío... la gente sigue entrando pero no pone la cara de flipe q tenemos nosotros que no paramos de hacernos fotos con las mesas de comida y bebida. Los de la organización empiezan a traer más cosas, sandwiches cortados en triángulos, sprite, agua (cerveza no, el alcohol hay q pagarlo en la barra, no saben ná... )... y el remate de la fiesta lo ponen las fiambreras de plástico que empiezan a traer llenas de ensaladas de pasta casera (más mala q ná) ... jajaja Seguimos flipando, yo en cualquier momento me los veía trayendo una tarta de cumpleaños y poniéndonos todos a cantar el cumpleaños feliz... desde luego el ambiente no parecía el de la antesala de un concierto de rock-heavy jajajaja No, no hubo tarta pero la gente si que atacaba a todo lo comestible, y a la fanta, la coca-cola... En fin cuando ya nos acostumbramos a tan surrealista estampa salen los primeros teloneros... un segurata está colocado en un lateral del escenario (tiene la piel mulata y yo le bautizo el cubano) controlando con pinganillo en la oreja lo que hace el personal. El grupo comienza a tocar la primera canción y el cantante a ladrar (no se le entendía ni una palabra, podía lo mismo estar cantando en zuagili que en español), se van amontonando niñatos y niñatas cerca del escenario. Las pintas de los asistentes son de lo más variado (algunos disfrazados con más o menos acierto para el concurso) pero nos llama la atención que muchos parecen tener una edad que no supera los 13 años. En la segunda canción algunos de los adolescentes empiezan a desfasar de un modo exagerado, se dan empujones, moviendo la cabeza, y flipando de un modo que lo mismo les daba que estuvieran tocando AC/DC que el rockero del pueblo, se nota que sólo quieren una excusa para desmadrarse y hacer aquello que no les está permitido en casa, en la calle o en la escuela. Total el cubano (el segurata) con cara de mala ostia se baja del escenario cada vez que alguno le da por llamar la atención más de lo normal (que en un concierto heavy es un comportamiento de lo más normal)... Aquel que pilla el cubano por el brazo, se lo lleva para arriba y no se le vuelve a ver el pelo (bueno un niñatillo de yo auguro 12 años lo volví a ver dentro más tarde, seguramente se pondría a llorarle al cubano para q le dejara entrar de nuevo). Así que el cubano no para de dar viajes desde el escenario hacia donde están los zumbaos adolescentes desfasando... Yo sigo flipando pq me parecen medidas excesivas, cuando de pronto Esther y Pablo ven a dos tíos calvos vestidos elegantemente, con pinganillo tb al oido que de pronto suben para arriba ... madre mia también hay "agentes Smith" entre el público O_o  no puedo creerlo, hasta que los veo yo también con mis propios ojos o_O O_o Esto ya se sale, de repente me siento incómoda pero decidimos ignorarlos... Llegan los segundos teloneros, parecen normalitos hasta que el cantante se pone a dar espasmos de un lado a otro del escenario y a ladrar todavía peor que el primero... pero la gente ya se ha cansado de darse empujones y hay un gran hueco en el público delante del grupo... al cantante le da igual, sigue dándose palmadas con la mano en la cabeza rítmicamente, o se baja los pantalones enseñando los calzoncillos, se quita la camiseta... el cubano necesita un respiro y le sustituyo uno con cara de italiano de mala ostia, también han apartado las mesas de las patatas a un lado pq ya queda poca comida,... viene más gente a ver al perro grillao ese q está ladrando, ahora invita a uno del público a cantar la siguiente canción con él (uno q lleva una gorra roja y pintillas tb de loco). Se sube empiezan los dos a ladrar, pero el invitado comienza a poner caras de sádico que da un miedo que pa qué, el zumbao del cantante está fuera de sí y de repente se dan un morreo de 5 min los dos (loco cantante zumbao-grillao y acompañante). Esther que en ese momento estaba mirando pa otro lao se lo pierde, Pablo, A. y yo nos quedamos con cara de estupefacción (nuestro nivel de flipamiento no ha parado de crecer desde que entramos al lugar), mi cerebro empieza a saturarse de tanto suceso desconcertante y sin explicación,... siguen un par de escenitas más entre los dos protagonistas subidas de tono y acaba por fin la canción... no, no parecen gays ninguno de los dos creo que simplemente buscaban provocar pero no sé muy bien a quién ni por qué, en fin... el colocao del cantante termina su última canción haciendo un calvo, que ya ni me sorprende porque sinceramente lo veíamos capaz de quedarse en pelota picada en el escenario... fin de la tortura de los segundos teloneros... Llegan los terceros... entra el batería, normalito... y luego un guitarrista atención llevando como atuendo sólo una tela blanca a modo de calzoncillos improvisados y un pañuelo negro en plan terrorista que le tapa nariz y boca... Nuestros cerebros ya no pueden seguir aguantando tal bombardeo continuo de sucesos sin explicación... pero una fuerza interior más poderosa nos permite seguir observando el desenlace de los sucesos... y voilá aparece el tercer zumbao del grupo que resulta ser el de la gorra roja que se subió antes a cantar y se dió el morreo con el cantante-grillao-enseña-culo... En la primera canción el encapuchado dice unas palabras chungas en alemán (no entiendo una mierda lo que está ladrando pero me acojono pensando en algún himno de skin-heads o algo peor, pero luego se nos pasa el susto cuando se le cae la mascarilla y tiene una pinta de gitano de la palmilla que no puede con ella XDDD)... pero sólo dice eso porque luego el que ladra es el de la cara de psicópata zumbao (cantante y guitarrista) que no para de poner poses de miedo delante del micrófono y que incluso le dedica un saludo militar al cubano (quien ha vuelto de nuevo a su puesto). El cubano se ve que se ha debido tomar una tila doble con tres nolotil porque se le ve más relajado y no lo vuelvo a ver sacando a nadie más. En este punto el local está muy lleno, la gente sigue desfasando igual y dado el poco interés que tiene el grupo para mi, me dedico a observar a la gente. Se diferencian varios perfiles, los mayores estamos en la parte de atrás o en los laterales, en el centro los niñat@s de 12, 13 y 14 años desfasando y bebiendo red-bull (a diestro y siniestro), los hay disfrazados, otros simplemente con camisetas de grupos heavy, y otros no tan adolescentes, (q a Pablo y a mi nos causan tb bastante miedo) que llevan un chaleco y una camisa a cuadros debajo (con una pinta de alemán chungo que tira pa trás). ¿Dónde nos hemos metido? Creo que esa pregunta rondaría nuestras cabezas a lo largo de toda nuestra presencia en aquel sitio. Veo a niñatas de apenas 12 años fumando y enrollandose con quien se le antoja, a una muy alta que la ves quieras o no, la veo morreándose primero con uno, luego con una y luego con otro, creo que está tan colocada que no se entera ni donde está... Es hora de salir un ratito que nos dé el aire... fuera hay bastante gente fumando porque, oh gran punto a nuestro favor, dentro no se permite fumar, no estamos ni 5 min sentado en un banco cuando uno de los seguratas con boinas se pone a disipar a los grupos diciendo que estamos armando mucho ruido y que o nos metemos dentro del local o que nos vayamos... decidimos alejarnos un poco a un parque cercano... a los 5 min viene otro guardia regordete, alias el gordo, y nos dice que estamos en un area de residentes y q ahí tampoco podemos estar, todo el mundo otra vez levantándose y alejándose para salir del radio de control de los seguratas a unos 500 m de la entrada del concierto. A Pablo le parece ver otra vez al guardia gordo persiguiéndonos pero no, era ya una alucinación, estamos fuera de su alcance, ahí no llegan los agentes Smith... hay más gente fumando y bebiendo cervezas alrededor nuestra. Al ratito vamos de vuelta al local, Esther dice que escucha a uno que nos ha dicho algo q no entendemos pero que suena a insulto chungo racista. Pasamos. Por fin llega la actuación del grupo principal, que son de la misma ciudad. Empiezan y el sonido no suena limpio. Dejamos que pasen un par de canciones, el cantante aprovecha para lanzar mensajes patrióticos y hacer preguntas absurdas al público como "que levante la mano al que le guste el rock?" "qué levante la mano a quien le gusta hacer el amor?"... y más chorradas... Nuestro cerebro empieza a dar señales de desgaste, tenemos tantos acontecimientos sin respuesta en nuestra cabeza buscando explicación, que nos sentimos muy cansados a la cuarta canción (eso y que también nos pasamos casi todo el día bailando en varios talleres) y decidimos que ya es suficiente. El último numerito es cuando se ponen dos bandas de niñatos una a cada lado del público, se amedrentan primero poniendo caras de zumbaos y gritando y luego se ponen a correr un frente hacia el otro y acaban en un desfase de empujones y demás actos sin sentido. Ufff que peazo de crónica, toy ya cansada pero tenía que dejar constancia de semejante experiencia. Esto da para debatir más de tres semanas sobre lo acontecido y no llegar a ninguna respuesta, así que mejor dejaremos las preguntas en el aire y quizás algún día encontraremos el por qué de tanto absurdo. Yo voy a intentar borrar de mi memoria algunas imágenes...

Comentarios

  1. Ya hay un par de videos del concierto en youtube:

    http://www.youtube.com/watch?v=zyIEj08lZUM

    http://www.youtube.com/watch?v=bkqHl_fgcF8&feature=related
    En el segundo video se ve primero el de la camiseta blanca que se sube al escenario, uno q estaba asi de puesto todo el concierto y que intentó tirarle las cervezas a Esther cuando venía de comprarlas sólo por hacer la gracia... el segundo que se sube al escenario es el del chaleco de guepardo que echó el cubano al principio del concierto...

    ResponderEliminar
  2. Jajaja ¡Vaya historia! Ya veo que os lo estáis pasando de lo lindo

    ResponderEliminar
  3. Que me traigan a los Siddharta o Tierra de Nadie por aquí, que esta gente no tiene ni idea de rock... mucho ruido y pocas nueces.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cosas buenas y malas de Suiza (1/2)

Uff ¿Por dónde empezar? Bueno empezaremos con las cosas malas y luego diremos las buenas para cerrar la entrada con buen sabor de boca :)

Cosas que podrían mejorar
Ser más directos. A la mayoría de los suizos les dá una fatiga enorme decirle a alguien a la cara o por teléfono algo negativo. Evitan el conflicto a toda costa y darán ochenta mil vueltas para no tener que hablar directamente con la persona o pondrán mil excusas para no mostrar su verdadera opinión. Un ejemplo típico, cuando echas una solicitud para alquilar un piso y esperas una respuesta tipo: SI o NO, te puedes encontrar que nunca te digan ni SI ni NO y te pongan mil excusas de que necesitan comprobar no se qué documentos, o que la persona en cargo no está, etc. etc. En vez de decirte a la cara un "NO" y punto, le dan mil vueltas al asunto. A mi me parece una comunicación de lo más ineficaz.La neutralidad no siempre es la postura ideal. Hay temas que despiertan emociones y reacciones en nosotros. Como personas h…

¿Qué hago aquí?

Ésa es la pregunta que alguna que otra vez me ha pasado por la cabeza. Estoy aquí esforzándome por aprender un idioma, por entender las leyes y las costumbres, por adaptarme .... No puedes pedir ayuda porque aquí no tienes ni a la familia ni a los amigos para pedirles favores... en definitiva vivir aquí requiere un consumo de energía mucho mayor que si viviera en mi país de origen, donde todo sería más fácil.... entonces ¿por qué? ¿por qué he de seguir luchando? ¿No sería más cómodo intentar encontrar ese soñado equilibrio en otro lugar? Como me ha dicho una amiga, al emigrar, con el tiempo tiendes a quedarte con los recuerdos buenos del lugar de donde te fuiste. Piensas que allí te querían más o conseguías más. Haces un filtrado olvidando los malos tiempos pero te olvidas que allí también hubo tormentas y no siempre proclamaste ser féliz, de ahí que te fueras. Si volviera a mi país de origen, ¿podría ser féliz o las cosas ya no serían igual porque yo he cambiado y mi entorno allí ta…

El precio de la integración

Hoy me toca desahogarme otra vez... sí soy una persona habladora y me paso muchos días en el trabajo con voto de silencio porque no tengo gente con la que hablar. Como dice mi hermana mayor existe una diferencia cultural entre Suiza y España muy grande en cuanto a comunicación. En Suiza la gente, para mí, habla demasiado poco y en España la gente simplemente habla demasiado jajaja. Así que vengo de un sitio donde estaba acostumbrada a compartir cosas del día a día con compañeros de trabajo y a un nivel de conversación que ahora aquí no puedo llevar. Y cuando me relajo y sale mi comportamiento natural, me han mirado raro....


Entonces me pregunto, ¿tengo que renunciar a mi forma de ser, a mi naturaleza que me impulsa a actuar como siempre he hecho y que aquí no es comprendida (a veces hasta mal vista) sólo para poder sentirme más integrada? ¿Tengo que intentar ser más como ellos, con su carácter diferente al mío, para que me acepten en su sociedad? Por supuesto uno tiene que seguir las…