Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

Otro año más que vamos cerrando

Acabo de descubrir una mancha en la pantalla de mi ordenador que no sé de dónde ha salido pero bueno, le da un aire más bohemio y auténtico de escritor mientras reflexiono en este pos... XD
Toca contabilidad emocional y personal para hacer balance del año. Cosas que se hicieron, cosas que quedaron por hacer, experiencias y nuevos conocimientos. En mi caso ha sido un año más de consolidación que de sentir avances... de hecho empiezo a sentirme un poco estancada y esto me da energías para buscar cambios el próximo año. Si no estás agusto con algo, no vale quejarse y no hacer nada. Así que daré ejemplo. Tengo de momento un par de proyectos, no quiero ser demasiado ambiciosa y luego llevarme decepciones por no cumplir mis expectativas. Que ya sabemos que tengo tendencia a ser bastante autoexigente....
Desde aquí os invito también a reflexionar y meditar un poco sobre cómo ha cambiado o no vuestra vida este año. ¿Estoy satisfecho o no? Sin olvidar dar las gracias, siempre dar las gracias,…

Mi primer regalo de navidad

Hay días en los que es mejor quedarse tranquilita en la cama, intentar dormir lo que no has podido dormir en la noche (sólo 4 horas no dan para mucho descanso) y dejar tareas que requieren concentración y energía para otro día. Sin embargo, hoy no era el día en que puedo decir "no voy al trabajo porque estoy enferma". Hoy tocaba una tarea importante que lleva programada desde hace semanas e implica a varias personas, si no voy hago una putada y gorda. Así que salí como pude esta mañana de casa, más zombie que persona con la mala pata de que calculé mal el tiempo que tardaba el autobus en llegar a la ciudad (normal si consideras que casi nunca cojo el autobus, perdón por lo de coger con los argentinos XD). Tenía que buscar un tren en una dirección concreta, en la via 8 y mis dos compañeros debían estar allí. Llegué con menos de 5 minutos de margen con respecto a la hora supuesta de salida del tren, no ví a nadie y me metí instintivamente en el tren después de comprobar que i…