Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2016

The Bard song

Y el mañana nos llevó lejos del hogar... algunos allí olvidaron nuestro nombre pero esta canción permanecerá aquí por siempre...

El otoño ha entrado ya con su melancolía y me ha puesto un poco triste. Vienen los pensamientos de deseos no realizados, convertidos en polvo que tratamos de esconder bajo la alfombra de la rutina, para que nadie los vea, incluidos nosotros, porque "ojos que no ven, corazón que no sienten". Un dicho que nos mantiene fríos como máquinas mientras caminamos en la mañana hacia el trabajo y el viento nos hiela las manos. Lucho por sentir de nuevo la cálida esperanza de "las cosas pueden salir bien" y renovar la ilusión comiendo castañas. Es una sensación extraña, esta de forzar pensamientos positivos cuando tu cuerpo y tu mente piden descanso. Hay que buscar los colores para pintar el vacío que queda tras caer las hojas de los árboles...