Ir al contenido principal

Primera excursión de rastreo bicicletero campestre

Pues sí hemos salido con muy buen tiempo a estrenar la bici de A. (la compramos ayer en un Decathlon de Italia, el más cercano que nos dió internete, en Varese, por cierto que molto bella cittá, volveremos algún día de turismeo). Hemos estado de nuevo en el lago de las ranas del otro día, el lago Muzzano, la ruta ha sido dar la vuelta entera al lago. La dificultad ha estado primero en llegar hasta el lago (recordad que Lugano no es llano), cuestas parriba, cuestas pabajo. Una vez en el lago, el primer tramo de la ruta ha sido el más tranquilo, bordeando muy cerca de las aguas, hemos sacado fotos chulas y tenemos una anécdota. No había mucha gente paseando, algunas marujillas, parejas mayores... así que hubo un sitio con vistas muy guapas donde aprovechamos que pasaba una pareja (de unos cuarenta y pocos diría yo) para pedirle que nos hiciera una foto... ostias que hambre tengo, hago un stop ahora mismo para cenar (sí son las 19:30h pero aquí la mayoría de la gente a esta hora está ya con el postre) así que a presto!
21:00 ya he vuelto...
Como iba diciendo pedimos a una pareja que nos hiciera una foto, yo le pido en italiano que si puede hacernos la foto, el tío bromea con que son 50 franki y después de hacernos la foto se ponen a hablar con nosotros, nos han pillado el acento y dicen que si somos de España. Resulta que la mujer tiene procedencia española (su madre es de Madrid) así que nos dan un poco de conversación y seguimos hablando lo tipico, que llevamos poco tiempo, que donde trabaja A. etc a lo que de pronto nos sueltan que eran testigos de Jehová y que hoy por la tarde daban un discurso en español (para la comunidad sudamericana aquí, que al parecer hay bastantes más sudakas que españoles) por si nos interesaba ir. Mi mente empezó rápidamente a pensar las típicas excusas pero creo que la cara que se nos quedó a A. y a mí expresaba más que cualesquiera palabras así que decidí sonreir y no decir nada, de hecho ya ni me acuerdo cómo cambiamos de tema, jajaja Después de despedirlos de los testigos de Jehova pues seguimos con la ruta en bici, salimos de la zona campestre adentrándonos en una especie de pueblo y de pronto PUM cuesta de la muerte súbita, empezamos a subir y aquello parece que no tiene fin (Nono ahora me río yo de la cuesta de la ruta esa de los montes por donde nos llevaste JA!). Además no estamos seguros de que ese camino nos lleve de vuelta a Lugano total paramos un momento y tenemos que decidir si seguir adelante con todas las consecuencias o dar la vuelta. Pasan un par de coches a una velocidad peligrosa y la calle es algo estrecha (las de pueblo de toa la vida), yo voto adelante y seguimos cuesta parriba. Sospechosamente nos cruzamos con algunos otros ciclistas pero en el sentido contrario al nuestro. Al llegar a la cima y bajar por el otro camino comprendemos el porqué. El camino que nos baja de nuevo a Lugano es más largo pero de menor inclinación, así que lo que hace casi todo el mundo es subir por ahí que la cuesta es más larga pero menos pronunciada y luego bajar por la cuesta de la muerte (q es por donde nosotros subimos).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cosas buenas y malas de Suiza (1/2)

Uff ¿Por dónde empezar? Bueno empezaremos con las cosas malas y luego diremos las buenas para cerrar la entrada con buen sabor de boca :)

Cosas que podrían mejorar
Ser más directos. A la mayoría de los suizos les dá una fatiga enorme decirle a alguien a la cara o por teléfono algo negativo. Evitan el conflicto a toda costa y darán ochenta mil vueltas para no tener que hablar directamente con la persona o pondrán mil excusas para no mostrar su verdadera opinión. Un ejemplo típico, cuando echas una solicitud para alquilar un piso y esperas una respuesta tipo: SI o NO, te puedes encontrar que nunca te digan ni SI ni NO y te pongan mil excusas de que necesitan comprobar no se qué documentos, o que la persona en cargo no está, etc. etc. En vez de decirte a la cara un "NO" y punto, le dan mil vueltas al asunto. A mi me parece una comunicación de lo más ineficaz.La neutralidad no siempre es la postura ideal. Hay temas que despiertan emociones y reacciones en nosotros. Como personas h…

¿Qué hago aquí?

Ésa es la pregunta que alguna que otra vez me ha pasado por la cabeza. Estoy aquí esforzándome por aprender un idioma, por entender las leyes y las costumbres, por adaptarme .... No puedes pedir ayuda porque aquí no tienes ni a la familia ni a los amigos para pedirles favores... en definitiva vivir aquí requiere un consumo de energía mucho mayor que si viviera en mi país de origen, donde todo sería más fácil.... entonces ¿por qué? ¿por qué he de seguir luchando? ¿No sería más cómodo intentar encontrar ese soñado equilibrio en otro lugar? Como me ha dicho una amiga, al emigrar, con el tiempo tiendes a quedarte con los recuerdos buenos del lugar de donde te fuiste. Piensas que allí te querían más o conseguías más. Haces un filtrado olvidando los malos tiempos pero te olvidas que allí también hubo tormentas y no siempre proclamaste ser féliz, de ahí que te fueras. Si volviera a mi país de origen, ¿podría ser féliz o las cosas ya no serían igual porque yo he cambiado y mi entorno allí ta…

El precio de la integración

Hoy me toca desahogarme otra vez... sí soy una persona habladora y me paso muchos días en el trabajo con voto de silencio porque no tengo gente con la que hablar. Como dice mi hermana mayor existe una diferencia cultural entre Suiza y España muy grande en cuanto a comunicación. En Suiza la gente, para mí, habla demasiado poco y en España la gente simplemente habla demasiado jajaja. Así que vengo de un sitio donde estaba acostumbrada a compartir cosas del día a día con compañeros de trabajo y a un nivel de conversación que ahora aquí no puedo llevar. Y cuando me relajo y sale mi comportamiento natural, me han mirado raro....


Entonces me pregunto, ¿tengo que renunciar a mi forma de ser, a mi naturaleza que me impulsa a actuar como siempre he hecho y que aquí no es comprendida (a veces hasta mal vista) sólo para poder sentirme más integrada? ¿Tengo que intentar ser más como ellos, con su carácter diferente al mío, para que me acepten en su sociedad? Por supuesto uno tiene que seguir las…