Ir al contenido principal

15/03/2010

(nota de situación)
Escribo sobre el día de ayer porque en verdad hoy es martes 16, iba a bajar (aquí lo de bajar es en sentido literal) al paseo del lago (a partir de ahora lo llamaré paseo lagítimo porque me da la gana, en vez de paseo marítimo que es lo que parece aunque no haya mar…) pero estoy reventada (cuando os cuente estos dos frenéticos días entenderéis por qué…), así que voy a quedarme aquí tranquilita escribiendo a mi ritmo sin prisas y luego si eso me daré el capricho de jugar al guitar hero Metallica (va por ti Yazmine! Jejeje). Mañana después de hacer la colada en la habitación de las lavadoras comunitarias que hay en el sótano (para los que siguen la serie Big Bang Theory os diré que esto es igual, en el mismo edificio tienen máquinas para los inquilinos y cada uno tiene su horario para usarlas, el nuestro es mañana), a ver si bajo al paseo lagítimo y me enchufo al wifi lugano gratis para subir estas crónicas y mirar correo… que lo de WifiSlax no termina de funcionar ok (me olvidé traerme mis apuntes de hacker, asi que a ver si miro foros por ahí…). Aviso que la crónica será larga y eso sin contarlo todo…

(canción de ambiente)

(letra: en un pueblo svizzeriano, cerca de las montañas, vive nuestra amiga Rosa, en una humilde morada, se levanta, muy temprano, para buscar, un trabajo ideal….)
Misión del lunes por la mañana: inscribirme en el Ufficcio regionale di Collocamento en Lugano para poder cobrar aquí el paro. Allá que voy con la esperanza de hacerme entender como pueda gracias a mis conocimientos de itañolo :P La tipa que me atiende se hace la picha un lío (no literalmente claro) con los papeles en spagnolo, pide ayuda y encuentra a una supuesta compañera que habla un poco de español. Mientras ella se pone a sacar fotocopias de documentos, preguntarme datos, hasta que por fin me dice que me vaya a otra ventanilla donde se supone está la compañera q habla español. La compañera resulta llamarse Filippo, o sea que es un tío (no sé por qué yo había entendido que era una tía, me ha pasado algo parecido en varias ocasiones) y me habla en italiano chapurreando de vez en cuando algunas palabras en español (yo hago algo parecido, es decir hablamos itañolo los dos) hasta que le pregunto si habla Inglés y me dice que entiende un poco. Total que empiezo a hablarle en Inglés, él empieza a contestarme en Inglés y de repente salta al italiano O_o, acompañando algunas palabras en Español,… total que al final lo que hacemos es hablar tal popurrí (se ve que estamos dando la nota cachonda en la oficina, yo estaba tan concentrada en lo mío, que no me dí cuenta que tenía tanto protagonismo en la sala hasta el final) que yo también empiezo a cambiar en mitad de las frases de un idioma a cualquier otro:-S . Al principio me estaba pidiendo que me buscara a alguien que hiciera de traductor de español a italiano para arreglarlo todo, pero yo insisto en que lo que necesito es estar inscrita (el martes como último día) para poder cobrar las prestaciones por desempleo. Al final cede y acepta hacérmelo en ese momento, así que se pone a darme papeles para firmar, me pide el CV y me dice que tengo que subir a la tercera planta a la casa cantonale no sé para qué y que mañana tengo entrevista con mi orientadora laboral. Salgo de allí algo mareada y un par de mujeres que también salen de la sala me interceptan en las escaleras “Eres de España?” “Si” respondo. “De donde? Nosotras somos de Zamora” “Yo de Málaga”. Empezamos con lo básico, nombres y qué haces aquí. Ella se llama Pilar y lleva 11 años en Ticino (el cantón de Suiza donde nos encontramos), ha estado escuchando mis temas de los papeles (ahí me doy cuenta que se debe haber enterado toda la gente de la sala en la que nos encontrábamos), me dice que estuvo a punto de intervenir para ayudarme pero le parecía muy intrusivo y por eso esperó que acabara. Así que se ofreció enseguida a ayudarme en la casa cantolane, que me explicó que era los que se encargan del pago de las prestaciones. Ella también está ahora en el paro y ha echado el desempleo por eso lo sabe. Tengo que sacarme una cuenta de banco o de “La Posta”, que es el servicio de correos pero aquí tiene tanto poderío que también es un banco, con sus tarjetas y todo. Allá que vamos a la posta pero primero Pilar (y su hermana Salomé, por cierto que no se parecen en nada ni físicamente ni en el carácter) sugiere tomarnos un café para hablar tranquilamente antes. Bajamos al centro de Lugano, quieren coger el funicular y yo me niego, les digo que somos jóvenes y que hace muy buen tiempo (no sé qué edad tienen pero cierto que aparentan algunos añitos más que yo, imagino que 6 ó 7 ¿?); Pilar se monda de la risa y accede, me confiesa que hace lo menos 15 años que no hace ese trayecto andando juas!. Ya en el café hablamos tranquilamente y me entero de cosas muy interesantes (me siento como una reportera de Españoles por el mundo o así jejeje). Pilar llegó primero a Lugano de vacaciones con su primer marido español y les gustó esto tanto que decidieron venirse aquí a vivir. Al tiempo se separaron y ella se casó con un suizo (su jefe en el restaurante donde trabajaba ) . Ahora tienen además un niño de tres años y medio. Su hermana Salomé (que no interviene en la conversación, sólo se ríe con mis supuestos chistes, digo supuestos porque a mi no me parece que diga cosas tan graciosas pero estas dos se descojonan cada dos por tres, será el acento andaluz ¬_¬…) venía mucho a visitar a su hermana y al final conoció a un primo suizo del marido de Pilar y se han casado recientemente por lo que lleva pocos meses aquí y no habla italiano (yo añado, y español tampoco es que hable mucho :P jajaja, qué mala soy,… bueno igual la pobre es super tímida). Lo gracioso es que insiste en invitarme al té, yo le digo que las dos estamos en paro y que no acepto, entonces me explica pq quiere invitarme y es que están de reciente celebración. El marido de Pilar fue a un concurso de la TV suiza donde compiten dos concursantes respondiendo preguntas y al final quien adivina un personaje oculto gana, pues bien su marido fue y ganó 42000 Francos (no sé cuanto es eso en Euros pero es mucha pasta). Tanta pasta que se han comprado una casa de 20000F que es del siglo pasado o algo así con no se qué valor histórico y según ella es una pasada. Su marido y ella tienen un camping en una zona turística de un lago cerca del Monte Generoso. Me invita a que vayamos a visitarlos. Terminamos el café (ellas) y yo el té, me acompañan a la Posta y nos íbamos a despedir (pq había que sacar número para que te atiendan) pero nos liamos a hablar de nuevo (Pilar y yo) y llega mi turno así que vienen conmigo y Pilar me hace de traductora. Qué apañá madre mía. Mientras me hacen la gestión seguimos hablando, yo le pregunto si ellas siguen el horario de comidas de aquí porque yo como tengo libertad (A. come en el trabajo) puedo comer cuando me dé la gana. Pilar me aconseja me acostumbre a los horarios de aquí y me suelta palabras textuales: “Aquí a las 12h se come, a las 19h se cena y a las 22h se folla”. Risas (yo me quedo un poco flipando, menos mal que el chaval de la Posta no entiende ni papa de español…) y Pilar le dice que no se lo va a traducir. Terminan todo y ya sí que nos despedimos. Tengo su número de móvil y una invitación a una parrillada (de calabacines jejeje). Insiste que para cualquier cosa que la llame.
Esta mujer me contó muchas cosas en nuestro breve encuentro, por ejemplo, dice que no hay tantos españoles en Suiza, que ella conoce sólo unos pocos, y que solemos caerles bien a los suizos (teniendo marido suizo por otra parte sería incongruente decir otra cosa no? Jajaja). También me dijo que sí, que hay muchos carriles bici aunque yo le contesté que en Lugano no tantos. Le dije que teníamos pensado mudarnos y me recomendó que alquiláramos un piso sin amueblar (es mucho más barato), que luego vas a Ikea y por poco dinero lo amueblas.
Subo las mega cuestas de vuelta a casa, me paso por la inmobiliaria a pedir la tarjeta para la lavandería. Hablamos en Itañolo otra vez y entiendo que la casera va a venir a las 14:00 a mi puerta a dármela. Una tal Grandi, o Granoli (pone en la nota que me ha escrito junto con su número de teléfono). Por lo tanto, vuelvo son las 13:00, como y espero. A las 14:20 aprox llaman a la puerta, abro y me encuentro a un tío de unos cincuenta y muchos tacos (con apariencia de mafioso pero no de capo poderoso) que me extiende la mano y dice presentándose “Grandi” (o dijo Granoli?). Otra de mis confusiones de género O_o. Bajamos al sótano donde pasa a explicarme la metodología para lavar la ropa usando la tarjeta, que cuesta 30F. Le pregunto por los cambios de turno y me dice que llamando al número de teléfono que me dieron en la inmobiliaria puedo cambiar cuando quiera. Nos han puesto en sábado (y si te largas un finde por ahí… ah se siente, perdiste tu turno).
Subo de nuevo cojo una bolsa y me voy al super (tenemos que comprar poca comida fresca porque la nevera es piccola piccola, haré una foto para que os hagáis una idea, lo que me obliga a ir más a menudo de lo que quisiera). Vuelvo cargada del super (sin carrito voy a echar unos brazos de Popeye, junto con las pantorrillas de Induráin por las cuestas, así que menuda estampa se me va a poner XD ), suelto las cosas y cojo el portátil para ir a probar la wifi lugano en el paseo lagítimo. Solano de la muerte que me ciega, no es suficiente con mis gafas de sol y encima no me he traído gorra ni gorro, así que navego con una mano sobre la frente (a lo Cristobal Colón) porque no veo un carajo. Estoy una hora aprox., la fresca del viento frío ya  me va calando en los huesos y decido ir recogiendo el chiringuito. Me paso por la oficina de turismo para preguntar cosas varias. La mujer que me atiende no habla mucho inglés me confiesa (pues menos mal que Pilar, la de esta mañana, dice que aquí todo el mundo habla inglés porque yo me estoy topando con todas las excepciones) pero nos entendemos bien y saco toda la info que quería. Subo para casa (cuesta de la muerte súbita más cuesta de la semi muerte súbita) y de camino compro en la Posta la supuesta pegatina obligatoria que debe llevar mi bici para poder circular 8,20F. Llego a casa pronto (con la cantidad de cosas que he hecho), son las 18h, así que me envalentono a salir a correr y probar las cuestas y/o escaleras de la muerte. Ahora entiendo por qué todo el mundo se va a correr al paseo lagítimo, a los 18 min subo una última empinada escalera de la muerte que me deja K.O. Tengo que parar o voy a echar los pulmones por la boca. Así la gente de las paradas de autobús me miraban pensando, “qué hace la majarona esta corriendo por aquí?”. Vuelvo a casa echa un cristo pero….(cha na na chán) volveré. Umm para la cena preparo los ricos gnochi de oferta del super acompañados de unos mini pomodorinis deliciosos :D____ Los mini pomodorinis son una especialidad del norte de Italia (son pequeños tomates tipo perilla muy muy dulces), ahora entiendo al manchego que conocimos hace tiempo en Bologna que algún tiempo viviendo en la bella ciudad y nos decía que se volvió adicto a los mini pomodorinis, que se los comía igual que los bowls de palomitas. Es cierto, una vez que empiezas a comerlos, no puedes parar, no necesitan ni sal ni nada, aahhh (me via recoger las babas) ya los probaréis las visitas que vengan por qui (aquí en italiano). Por cierto ¿os he dicho que el italiano me parece un idioma muy sexy? jajaja

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cosas buenas y malas de Suiza (1/2)

Uff ¿Por dónde empezar? Bueno empezaremos con las cosas malas y luego diremos las buenas para cerrar la entrada con buen sabor de boca :)

Cosas que podrían mejorar
Ser más directos. A la mayoría de los suizos les dá una fatiga enorme decirle a alguien a la cara o por teléfono algo negativo. Evitan el conflicto a toda costa y darán ochenta mil vueltas para no tener que hablar directamente con la persona o pondrán mil excusas para no mostrar su verdadera opinión. Un ejemplo típico, cuando echas una solicitud para alquilar un piso y esperas una respuesta tipo: SI o NO, te puedes encontrar que nunca te digan ni SI ni NO y te pongan mil excusas de que necesitan comprobar no se qué documentos, o que la persona en cargo no está, etc. etc. En vez de decirte a la cara un "NO" y punto, le dan mil vueltas al asunto. A mi me parece una comunicación de lo más ineficaz.La neutralidad no siempre es la postura ideal. Hay temas que despiertan emociones y reacciones en nosotros. Como personas h…

Das Leben ist eine Chance

Das Leben ist eine Chance, nutze sie.
Das Leben ist schön, bewundere es.
Das Leben ist eine Traum, verwirkliche ihn.
Das Leben ist eine Herausforderung, nimm sie an.
Das Leben ist kostbar, geh sorgsam damit um.
Das Leben ist ein Reichtum, bewahre ihn.
Das Leben ist ein Rätsel, löse es.
Das Leben ist ein Lied, singe es.
Das Leben ist ein Abenteuer, wage es.
Das Leben ist Liebe, geniesse sie.

(Mutter Theresa)

(origin of the image)

¿Qué hago aquí?

Ésa es la pregunta que alguna que otra vez me ha pasado por la cabeza. Estoy aquí esforzándome por aprender un idioma, por entender las leyes y las costumbres, por adaptarme .... No puedes pedir ayuda porque aquí no tienes ni a la familia ni a los amigos para pedirles favores... en definitiva vivir aquí requiere un consumo de energía mucho mayor que si viviera en mi país de origen, donde todo sería más fácil.... entonces ¿por qué? ¿por qué he de seguir luchando? ¿No sería más cómodo intentar encontrar ese soñado equilibrio en otro lugar? Como me ha dicho una amiga, al emigrar, con el tiempo tiendes a quedarte con los recuerdos buenos del lugar de donde te fuiste. Piensas que allí te querían más o conseguías más. Haces un filtrado olvidando los malos tiempos pero te olvidas que allí también hubo tormentas y no siempre proclamaste ser féliz, de ahí que te fueras. Si volviera a mi país de origen, ¿podría ser féliz o las cosas ya no serían igual porque yo he cambiado y mi entorno allí ta…