Ir al contenido principal

Siamo Italioti (1/3)

Bueno como una semana da para contar muchas cosas trataré de ceñirme a las anécdotas e impresiones más curiosas de este viaje por el norte de Italia. El título de la crónica se debe a una anécdota precisamente... El sábado 14 salimos en dirección Trento con un tempacho (como se dice en italiano el mal tiempo) de lluvia y cielo encampotado que no invitaba a ir de camping (nuestro plan inicial para la primera noche), así que condujimos hasta la ciudad de Trento y nos alojamos en un youth hostel (albergue juvenil) donde los de recepción al enterarse que eramos de España nos dieron palique. Una de ellas quería ir a Malaga, porque había oído hablar de ella y ahí me salió la vena patriótica soltando piropos... esto me puso bastante melancólica el primer día. Trento es una ciudad con mucha historia (a mí me sonaba del famoso concilio de Trento), tiene muchos monumentos y calles del casco antiguo con mucho encanto. Supongo que con un día soleado debe ser todo incluso más bonito. Por cierto que cenamos en un restaurante que nos recomendaron los del albergue donde unos gnocchis de porcini (porcini son champiñones aunque suene a otra cosa) al tartufo nos provocaron un orgasmo culinario en la boca. Qué buenos madre mía! y encima los platos a precios baratos... También estuvimos antes tomando una cerveza artesanal de un sitio de elaboración propia que acompañamos con un tiramisu de la casa (sí ya sé que una cosa no pega con la otra, pero eran las dos cosas que nos apetecía probar del sitio)... tb buenísimas ambas cosas... Al dia siguiente salió el Sol por la mañana y visitamos el castillo de la ciudad, que parecía un laberinto con tantos pasillos, escaleras y conexiones de un sitio con otro que despistaban si o si... habia tb una exposición de cristales de murano muy chula... y un grupo de teatro hacía actuaciones cada hora y media más o menos en algunas partes del castillo... el tesoro más preciado del castillo son unos frescos del medievo que estaban en la torre Aquila y que solo se puede visitar en grupos reducidos, así q fue lo primero que vimos... te dan unas guías de audio q te explican el significado de las famosas pinturas ahí fue donde aprendí que "fresco" se llama así porque se pinta todo a la vez sobre el fondo fresco de pintura base, no se puede esperar a pintar una parte, se seca, y luego otra, sino que el artista debe ser rápido y acabar el cuadro entero mientras la pintura está fresca, por eso dicen que son obras más delicadas que aquellas q se pintan con otros estilos... Pues al coger las guías te preguntan el idioma, inglés, alemán o italiano... pedimos italiano y detrás nuestra viene un matrimonio de unos cuarenta y muchos, le hacen la misma pregunta y la mujer responde "italiano, siamo italioti", la q reparte las guias se queda un poco a cuadros y se esfuerza por reirle la gracia... Adrian y yo en cambio estallamos en risa... la mujer se vuelve luego para mi y se reafirma en italiano... "si, è vero, siamo italioti", yo le doy la razón aunque ella no sabe que yo no soy una italioti XD. Nuestra profesora de italiano ya usó esta misma expresión hace tiempo... se autoproclaman así muchos italianos que no están de acuerdo con la política italiana y que piensan que la mayoría de los italianos son idiotas por votar a semejante impresentable como presidente. De ahí el juego de palabras (q en castellano tb sería igual) de italiani+idioti=italioti. Otras anécdotas... pues que en el norte de italia hay muchos turistas alemanes así que cuando te ven extranjero muchos asumen q eres eso... viendo nosotros mismamente la fachada de una iglesia, se acerca una mujer mayor y nos pregunta en italiano si estaba abierta, le decimos que creíamos q no. Se acerca a la puerta la mujer y efectivamente cerrada a cal y canto, así q se gira y nos dice algo, que entre la lluvia, lo bajito que habla y nuestro no perfecto italiano, pues no lo entendemos y nos limitamos a asentir con la cabeza y sonreir (salida socorrida de muchas situaciones). Esta mujer esperaba claramente otra respuesta así q se queda brevemente con la cara de potato y se despide soltándonos un "danke"... y nosotros O_o
En el albergue un francesito que se baja descalzo a desayunar, el q reparte los cutre desayunos tiene una pinta de kinki peor que la del francesito, pero cuando lo ve descalzo más pronto le suelta que se ponga calzado o no desayuna XD
Por la tarde subimos a Bolzano. Digo subimos porque está más al norte y más cerca de Austria, esto se adivina cuando empiezas a ver carteles en italiano y en alemán por todas partes. De hecho la ciudad de Bolzano (que me evoca al famoso teorema matemático de Bolzano ) más parece una ciudad alemana que italiana. Mucha gente rubia, gente por la calle hablando en alemán... en un super primero nos hablaron en este idioma y luego nos cambiaron al italiano. TEniamos que buscar alojamiento así que fuimos a un sitio que tenía apuntado pero resultó más caro que lo que ponía en internet. Vamos a la oficina de información turística, la chica super apañá nos da una guía de alojamientos, preguntamos por un camping (el youth hostel está lleno), ella llama por teléfono para preguntar si hay plazas... como somos sólo dos, dice que si la tienda es pequeña nos pueden buscar una parcela (me pareció q nos hacían un favor)... total que mientras vamos hacia el coche y luego al sitio... empieza a llover... el cielo nubladísimo y nosotros pensando en nuestra cutre tienda, que además ni siquiera hemos estrenado. La del camping se lleva una decepción al decirle q hemos cambiado de parecer por las inclemencias de la climatología. Llamamos por telefono a uno de los hostales más baratillos y voilá hay habitación doble en "El Gato Negro". El tío que nos recibe más pinta de alemán no puede tener... el sitio un poco de decoración viejuna, baño compartido, pero está todo muy limpio y el sitio es céntrico. Soltamos todo, nos duchamos y vamos a un sitio donde A. ha quedado con uno que practica un estilo de taichi que a él le gusta y no está muy difundido. Se han conocido por internet hace semana y media, viene el hombre con su novia (ella tiene pinta austríaca q no puede con ella, él si tiene pintilla de italiano, ambos son bilingües en italiano y alemán, aunque entre ellos hablan en alemán). Sin embargo él ha vivido 17 años en Londres así que su inglés es british total y hablamos al final en ese idioma porque la novia quiere mejorarlo. Nos llevan a un sitio de pizzas bastante económico y luego acabamos en un pub tomando cerveza de elaboración propia (de nuevo la rubia gana a la tostada igual que en Trento). Charlamos hasta cerca de las 0:00 y nos cuentan bastantes cosillas de la ciudad que de otro modo no hubiérmos sabido. Echamos risas y hay buen feeling, pero llega la hora de la despedida.
Por ser la primera parte creo que ya he escrito un buen tocho... dejaremos para la segunda parte mi cumpleaños y el concierto...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cosas buenas y malas de Suiza (1/2)

Uff ¿Por dónde empezar? Bueno empezaremos con las cosas malas y luego diremos las buenas para cerrar la entrada con buen sabor de boca :)

Cosas que podrían mejorar
Ser más directos. A la mayoría de los suizos les dá una fatiga enorme decirle a alguien a la cara o por teléfono algo negativo. Evitan el conflicto a toda costa y darán ochenta mil vueltas para no tener que hablar directamente con la persona o pondrán mil excusas para no mostrar su verdadera opinión. Un ejemplo típico, cuando echas una solicitud para alquilar un piso y esperas una respuesta tipo: SI o NO, te puedes encontrar que nunca te digan ni SI ni NO y te pongan mil excusas de que necesitan comprobar no se qué documentos, o que la persona en cargo no está, etc. etc. En vez de decirte a la cara un "NO" y punto, le dan mil vueltas al asunto. A mi me parece una comunicación de lo más ineficaz.La neutralidad no siempre es la postura ideal. Hay temas que despiertan emociones y reacciones en nosotros. Como personas h…

¿Qué hago aquí?

Ésa es la pregunta que alguna que otra vez me ha pasado por la cabeza. Estoy aquí esforzándome por aprender un idioma, por entender las leyes y las costumbres, por adaptarme .... No puedes pedir ayuda porque aquí no tienes ni a la familia ni a los amigos para pedirles favores... en definitiva vivir aquí requiere un consumo de energía mucho mayor que si viviera en mi país de origen, donde todo sería más fácil.... entonces ¿por qué? ¿por qué he de seguir luchando? ¿No sería más cómodo intentar encontrar ese soñado equilibrio en otro lugar? Como me ha dicho una amiga, al emigrar, con el tiempo tiendes a quedarte con los recuerdos buenos del lugar de donde te fuiste. Piensas que allí te querían más o conseguías más. Haces un filtrado olvidando los malos tiempos pero te olvidas que allí también hubo tormentas y no siempre proclamaste ser féliz, de ahí que te fueras. Si volviera a mi país de origen, ¿podría ser féliz o las cosas ya no serían igual porque yo he cambiado y mi entorno allí ta…

El precio de la integración

Hoy me toca desahogarme otra vez... sí soy una persona habladora y me paso muchos días en el trabajo con voto de silencio porque no tengo gente con la que hablar. Como dice mi hermana mayor existe una diferencia cultural entre Suiza y España muy grande en cuanto a comunicación. En Suiza la gente, para mí, habla demasiado poco y en España la gente simplemente habla demasiado jajaja. Así que vengo de un sitio donde estaba acostumbrada a compartir cosas del día a día con compañeros de trabajo y a un nivel de conversación que ahora aquí no puedo llevar. Y cuando me relajo y sale mi comportamiento natural, me han mirado raro....


Entonces me pregunto, ¿tengo que renunciar a mi forma de ser, a mi naturaleza que me impulsa a actuar como siempre he hecho y que aquí no es comprendida (a veces hasta mal vista) sólo para poder sentirme más integrada? ¿Tengo que intentar ser más como ellos, con su carácter diferente al mío, para que me acepten en su sociedad? Por supuesto uno tiene que seguir las…