Ir al contenido principal

40km en MTB

Queríamos comenzar por una ruta facilona para ver si nos orientabamos, y comprobar nuestra forma física, por eso elegimos el camino a Locarno desde Bellinzona de 20km. Aparcamos el coche en Bellinzona, al lado de una industria abandonada claramente invadida por okupas. No llevamos mapa de la ruta, sólo algunas indicaciones q me he anotado en un papel. Nos ponemos a buscar la calle de inicio sin suerte, damos unas cuantas vueltas hasta q por fin encontramos una indicación buena. Seguimos también no muy seguros unos carteles que indican una ruta en bici, podría no ser la misma que la nuestra, pues había varias opciones en bikemap.net saliendo desde Bellinzona. Seguimos las señales y de pronto nos topamos con un batallón de ciclistas que también están siguiendo nuestro camino. Los seguimos y ya está claro que vamos por el camino correcto así que nos paramos a hacer las primeras fotos, porque el paisaje lo merece. Vemos praderas, caballos, un inmenso río y un carril por el que sólo se ven bicicletas y más biciletas en ambos sentidos, algunas de carretera y otras tipo MTB como la nuestra. Los primeros 6km han pasado volando aunque nos estamos entreteniendo bastante sacando fotos, así que apretamos un poco la marcha. El pelotón de ciclistas pro hace tiempo q los perdimos de vista jajaja. Nos cruzamos con más ciclistas que van en solitario, algunos en pareja, pero de todas las edades, incluso vemos a un abuelete metiendo una caña impresionante jejeje. Se respira buen ambiente pues no estamos cerca de ninguna carretera, con coches sólo campo y un día estupendo, hace un poco de calor pero corre viento, bastante fuerte y por desgracia en contra de nuestro sentido. Nos vamos acercando a la meta, pasamos por huertas con tomates, calabacines... cultivos de maiz, la fuente del perro (el nombre se lo pusimos nosotros, pq vimos a uno salir empapado de la misma y que nos quitó las ganas de beber en ella) y veo dos perales cargados de peras.... umm... a la vuelta.... Cerca de la ciudad volvemos a la carretera y los carriles bici partes en el asfalto y partes en la acera, pero todo muy bien señalizado. Finalmente el lago nos recibe triunfantes y merendamos algo porque nos morimos de hambre. Descansamos 25min aprox porque el sol comienza a descender en el horizonte y nos queda un largo camino de vuelta. Recargamos los botellines de agua y subimos el ritmo del pedaleo.... a saco. Eso sí, yo quiero llevarme alguna pera del árbol, me paro un momento con la bici, A. pasa de mi, umm están un poco verdes, bueno sólo me voy a llevar una q veo aqui más rojita, mis manos no han terminado aún de arrancar la pera cuando se escuchan ladridos de perros, son un poco agudos así q mi experiencia con persecuciones de perros me dice q no deben ser muy grandes, efectivamente aparece un mini perro de mierda, de esos tipo chiguagua con el pelo escardao (q parece q le han echado 3 litros de laca pq apenas se le mueve cuando corre hacia mí). Cojo la pera y me monto en la bici justo a tiempo porque la horrible criatura ha llegado al lado mía, escapo pero la mierda de perrucho me persigue, se me pasa por la cabeza darle una patada y acabar con la cómica situación pero mi vena pacifista ha pensado ya una idea mejor... un perro también de tamaño similar ha salido al paso del pobre A. que no tenía vela en este entierro XD recurro a mi arma secreta, el agudo y chirrioso timbre de la bici, lo sueno varias veces y los bichos se quedan algo desorientados así que metemos caña y escapamos del lugar jajaja A. se está partiendo de la risa, de la que han montado los perros sólo pq yo me he parado a coger una puerca pera XD
Aceleramos la marcha y llegamos sin más contratiempos al coche, a montar las bicis y de vuelta al "hogar". La experiencia nos ha gustado mucho aunque estamos algo reventados después de los 40km que nos hemos metido... habrá que repetir otro día, con otra ruta y en otro lugar :D

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cosas buenas y malas de Suiza (1/2)

Uff ¿Por dónde empezar? Bueno empezaremos con las cosas malas y luego diremos las buenas para cerrar la entrada con buen sabor de boca :)

Cosas que podrían mejorar
Ser más directos. A la mayoría de los suizos les dá una fatiga enorme decirle a alguien a la cara o por teléfono algo negativo. Evitan el conflicto a toda costa y darán ochenta mil vueltas para no tener que hablar directamente con la persona o pondrán mil excusas para no mostrar su verdadera opinión. Un ejemplo típico, cuando echas una solicitud para alquilar un piso y esperas una respuesta tipo: SI o NO, te puedes encontrar que nunca te digan ni SI ni NO y te pongan mil excusas de que necesitan comprobar no se qué documentos, o que la persona en cargo no está, etc. etc. En vez de decirte a la cara un "NO" y punto, le dan mil vueltas al asunto. A mi me parece una comunicación de lo más ineficaz.La neutralidad no siempre es la postura ideal. Hay temas que despiertan emociones y reacciones en nosotros. Como personas h…

¿Qué hago aquí?

Ésa es la pregunta que alguna que otra vez me ha pasado por la cabeza. Estoy aquí esforzándome por aprender un idioma, por entender las leyes y las costumbres, por adaptarme .... No puedes pedir ayuda porque aquí no tienes ni a la familia ni a los amigos para pedirles favores... en definitiva vivir aquí requiere un consumo de energía mucho mayor que si viviera en mi país de origen, donde todo sería más fácil.... entonces ¿por qué? ¿por qué he de seguir luchando? ¿No sería más cómodo intentar encontrar ese soñado equilibrio en otro lugar? Como me ha dicho una amiga, al emigrar, con el tiempo tiendes a quedarte con los recuerdos buenos del lugar de donde te fuiste. Piensas que allí te querían más o conseguías más. Haces un filtrado olvidando los malos tiempos pero te olvidas que allí también hubo tormentas y no siempre proclamaste ser féliz, de ahí que te fueras. Si volviera a mi país de origen, ¿podría ser féliz o las cosas ya no serían igual porque yo he cambiado y mi entorno allí ta…

El precio de la integración

Hoy me toca desahogarme otra vez... sí soy una persona habladora y me paso muchos días en el trabajo con voto de silencio porque no tengo gente con la que hablar. Como dice mi hermana mayor existe una diferencia cultural entre Suiza y España muy grande en cuanto a comunicación. En Suiza la gente, para mí, habla demasiado poco y en España la gente simplemente habla demasiado jajaja. Así que vengo de un sitio donde estaba acostumbrada a compartir cosas del día a día con compañeros de trabajo y a un nivel de conversación que ahora aquí no puedo llevar. Y cuando me relajo y sale mi comportamiento natural, me han mirado raro....


Entonces me pregunto, ¿tengo que renunciar a mi forma de ser, a mi naturaleza que me impulsa a actuar como siempre he hecho y que aquí no es comprendida (a veces hasta mal vista) sólo para poder sentirme más integrada? ¿Tengo que intentar ser más como ellos, con su carácter diferente al mío, para que me acepten en su sociedad? Por supuesto uno tiene que seguir las…