Ir al contenido principal

Un poco más

Bueno como parece que hay gente interesada en seguir mis aventuras, aquí os cuento algunas curiosidades más que estoy viendo por aquí...
En el coffee-room donde tenemos nevera, microondas, cafetera, etc. me fijé que había una nevera especial con helados. Creía que eran gratis, a modo Google,  pero al acercarme descubrí un cartel que ponía 3 francos y una especie de ranura donde debías echar las monedas, así q me supuse que la puerta estaría bloqueada y sólo podías abrirla si echabas el dinero... Hoy sin embargo un presentimiento me pasó por la cabeza y en uno de mis pasajes por la sala me aventuré a comprobar la puerte y... estaba abierta! Es decir, ellos confían en que vas a coger tu helado y como persona honrada no te vas a ir sin pagarlo sino que vas a echar el dinero aunque nadie lo compruebe... no me imagino algo así en España...
Esta tarde al salir del curro me fui a la universidad a poner algún cartel de intercambio linguístico, a ver si voy conociendo a gente por aquí... tenía sólo uno escrito y otro cartel vacío por rellenar. Total que pongo el primero en la planta baja en un sitio que me pareció legal pero donde mayormente había carteles de obras de teatro y nada de anuncios particulares. Había una limpiadora limpiando por el pasillo. Subo a la primera planta y encuentro un tablón de anuncios más apropiados, incluso encuentro otro que también pide un tandem, así que voy para abajo y parece que la limpiadora estaba fregando, me tiro por el lado que yo creía estaba seco y al pasar al lado de la tipa, no sé si es q no entiendo el alemán suizo o es que era un poco sordomuda pero se caga en mis muelas más con gestos que con palabras, yo le pido perdón (de verdad q os juro que lo que pisé estaba seco, pero está claro q la tipa no pensaba igual). Recojo el cartel que había puesto abajo para ponerlo arriba, pero ahora subo por otras escaleras que he descubierto para no pisotear más el pasillo limpio. En la primera planta hay otra limpiadora pero ésta es más simpática, le pido un bolígrado para escribir el segundo anuncio y no sólo me lo presta sino que me lo regala, dice q recoge muchos de los que se olvidan los estudiantes. Al rellenar el segundo anuncio me fijo que en el primero que había recogido de abajo, falta una de los papelillos con mi email. ¿Pero si apenas ha estado 5 minutos puesto en la columna y abajo no había ni un alma? ¿Será la limpiadora de abajo que quiere mandarme una maldición por escrito? O_o En vista del éxito decido poner el segundo anuncio abajo tal como había hecho al principio, por si algún otro fantasma pasa y le interesa.
Ya os contaré si tengo éxito o no...

Comentarios

  1. Jajaja sería un puntazo que te llamara la limpiadora aunque lo mismo ha cambiado de idea si te vio poner el cartel y supo que eras tú la del intercambio.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cosas buenas y malas de Suiza (1/2)

Uff ¿Por dónde empezar? Bueno empezaremos con las cosas malas y luego diremos las buenas para cerrar la entrada con buen sabor de boca :)

Cosas que podrían mejorar
Ser más directos. A la mayoría de los suizos les dá una fatiga enorme decirle a alguien a la cara o por teléfono algo negativo. Evitan el conflicto a toda costa y darán ochenta mil vueltas para no tener que hablar directamente con la persona o pondrán mil excusas para no mostrar su verdadera opinión. Un ejemplo típico, cuando echas una solicitud para alquilar un piso y esperas una respuesta tipo: SI o NO, te puedes encontrar que nunca te digan ni SI ni NO y te pongan mil excusas de que necesitan comprobar no se qué documentos, o que la persona en cargo no está, etc. etc. En vez de decirte a la cara un "NO" y punto, le dan mil vueltas al asunto. A mi me parece una comunicación de lo más ineficaz.La neutralidad no siempre es la postura ideal. Hay temas que despiertan emociones y reacciones en nosotros. Como personas h…

El precio de la integración

Hoy me toca desahogarme otra vez... sí soy una persona habladora y me paso muchos días en el trabajo con voto de silencio porque no tengo gente con la que hablar. Como dice mi hermana mayor existe una diferencia cultural entre Suiza y España muy grande en cuanto a comunicación. En Suiza la gente, para mí, habla demasiado poco y en España la gente simplemente habla demasiado jajaja. Así que vengo de un sitio donde estaba acostumbrada a compartir cosas del día a día con compañeros de trabajo y a un nivel de conversación que ahora aquí no puedo llevar. Y cuando me relajo y sale mi comportamiento natural, me han mirado raro....


Entonces me pregunto, ¿tengo que renunciar a mi forma de ser, a mi naturaleza que me impulsa a actuar como siempre he hecho y que aquí no es comprendida (a veces hasta mal vista) sólo para poder sentirme más integrada? ¿Tengo que intentar ser más como ellos, con su carácter diferente al mío, para que me acepten en su sociedad? Por supuesto uno tiene que seguir las…

¿Qué hago aquí?

Ésa es la pregunta que alguna que otra vez me ha pasado por la cabeza. Estoy aquí esforzándome por aprender un idioma, por entender las leyes y las costumbres, por adaptarme .... No puedes pedir ayuda porque aquí no tienes ni a la familia ni a los amigos para pedirles favores... en definitiva vivir aquí requiere un consumo de energía mucho mayor que si viviera en mi país de origen, donde todo sería más fácil.... entonces ¿por qué? ¿por qué he de seguir luchando? ¿No sería más cómodo intentar encontrar ese soñado equilibrio en otro lugar? Como me ha dicho una amiga, al emigrar, con el tiempo tiendes a quedarte con los recuerdos buenos del lugar de donde te fuiste. Piensas que allí te querían más o conseguías más. Haces un filtrado olvidando los malos tiempos pero te olvidas que allí también hubo tormentas y no siempre proclamaste ser féliz, de ahí que te fueras. Si volviera a mi país de origen, ¿podría ser féliz o las cosas ya no serían igual porque yo he cambiado y mi entorno allí ta…