Ir al contenido principal

Monte Boglia (1516m)

Poco a poco ya hemos conquistado algunas de las cimas de las montañas que nos rodean. Ésta en particular es una que se ve desde nuestra ventana de casa, así que después de nuestra visita el pasado domingo, ahora la veo con otros ojos jeje. La subida fue un poco dura, sobretodo porque yo tenía la nariz medio atorada con mucosidad, creo que me dió un poco de alergia o algo (no soy alérgica pero en raras ocasiones y en determinados sitios me entra como un picor interno en la parte alta de la nariz y me cuesta respirar). Así que entre el calor que hizo, si lo llego a saber ni llevo guantes ni gorro ni leches fritas,... en fin que salvando la parte esta en la que no podía respirar bien y me faltaba el oxigeno, pues cuando llegamos a lo alto tuve una de "esas experiencias" como yo las llamo... es algo que sólo me pasa en determinados sitios, hasta ahora, una vez en lo alto de una de las montañas de la axarquia (Málaga)), otra en la isla de Skye en Edimburgo y ahora en el Monte Boglia a 1516m de altitud. Se trata de un encuentro especial con la naturaleza, es una escena donde contemplo un grandioso paisaje, sea por las increíbles vistas, sea por la belleza del mismo, y hay un silencio absoluto. Estoy a solas con la naturaleza y descubro cuán inmesa es, en ese momento me siento una pequeñísima parte de ella pero al mismo tiempo me doy cuenta de lo afortunada que soy pudiendo contemplarla y maravillarme con ella... Entonces ese silencio tan grande me golpea como dentro de la cabeza y me invade una paz enorme... podría quedarme toda la vida en ese lugar, sólo siendo testigo de la magia presente.... me resulta difícil explicar con palabras esta sensación, sólo sé que en estos sitios especiales algo me ha impactado. Y cada vez que recuerdo esa huella puedo volver a sentir esa paz infinita y esa conexión no sé si mística con los elementos de la naturaleza.
P.D.: No, nunca he fumado porros... XD

Comentarios

  1. Aquí os dejo fotos de unos que hicieron esta ruta en Julio... yo quiero repetirla en primavera ;)

    ResponderEliminar
  2. Y no te pasó eso en la Isla de Arrán... porque el viaje no se si fué místico pero épico si! :-D

    ResponderEliminar
  3. A eso algunos lo llaman unirse con el Tao, y muchos lo buscan toda la vida sin encontrarlo. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta que haya personas que consigan encontrar paz en algún lugar del planeta, o en su casa oyendo una bella canción. La inmensidad que se puede ver desde tan alto es semejante a tocar el cielo. Me alegro por ti.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Sé de que me hablas, yo a veces también lo siento ante un paisaje absolutamente mágico

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cosas buenas y malas de Suiza (1/2)

Uff ¿Por dónde empezar? Bueno empezaremos con las cosas malas y luego diremos las buenas para cerrar la entrada con buen sabor de boca :)

Cosas que podrían mejorar
Ser más directos. A la mayoría de los suizos les dá una fatiga enorme decirle a alguien a la cara o por teléfono algo negativo. Evitan el conflicto a toda costa y darán ochenta mil vueltas para no tener que hablar directamente con la persona o pondrán mil excusas para no mostrar su verdadera opinión. Un ejemplo típico, cuando echas una solicitud para alquilar un piso y esperas una respuesta tipo: SI o NO, te puedes encontrar que nunca te digan ni SI ni NO y te pongan mil excusas de que necesitan comprobar no se qué documentos, o que la persona en cargo no está, etc. etc. En vez de decirte a la cara un "NO" y punto, le dan mil vueltas al asunto. A mi me parece una comunicación de lo más ineficaz.La neutralidad no siempre es la postura ideal. Hay temas que despiertan emociones y reacciones en nosotros. Como personas h…

El precio de la integración

Hoy me toca desahogarme otra vez... sí soy una persona habladora y me paso muchos días en el trabajo con voto de silencio porque no tengo gente con la que hablar. Como dice mi hermana mayor existe una diferencia cultural entre Suiza y España muy grande en cuanto a comunicación. En Suiza la gente, para mí, habla demasiado poco y en España la gente simplemente habla demasiado jajaja. Así que vengo de un sitio donde estaba acostumbrada a compartir cosas del día a día con compañeros de trabajo y a un nivel de conversación que ahora aquí no puedo llevar. Y cuando me relajo y sale mi comportamiento natural, me han mirado raro....


Entonces me pregunto, ¿tengo que renunciar a mi forma de ser, a mi naturaleza que me impulsa a actuar como siempre he hecho y que aquí no es comprendida (a veces hasta mal vista) sólo para poder sentirme más integrada? ¿Tengo que intentar ser más como ellos, con su carácter diferente al mío, para que me acepten en su sociedad? Por supuesto uno tiene que seguir las…

¿Qué hago aquí?

Ésa es la pregunta que alguna que otra vez me ha pasado por la cabeza. Estoy aquí esforzándome por aprender un idioma, por entender las leyes y las costumbres, por adaptarme .... No puedes pedir ayuda porque aquí no tienes ni a la familia ni a los amigos para pedirles favores... en definitiva vivir aquí requiere un consumo de energía mucho mayor que si viviera en mi país de origen, donde todo sería más fácil.... entonces ¿por qué? ¿por qué he de seguir luchando? ¿No sería más cómodo intentar encontrar ese soñado equilibrio en otro lugar? Como me ha dicho una amiga, al emigrar, con el tiempo tiendes a quedarte con los recuerdos buenos del lugar de donde te fuiste. Piensas que allí te querían más o conseguías más. Haces un filtrado olvidando los malos tiempos pero te olvidas que allí también hubo tormentas y no siempre proclamaste ser féliz, de ahí que te fueras. Si volviera a mi país de origen, ¿podría ser féliz o las cosas ya no serían igual porque yo he cambiado y mi entorno allí ta…