Ir al contenido principal

Primera fondue casera... después de todo

Pues sí, ayer habíamos invitado a Pablo y Esther para estrenar la fondue con la receta de Moitiè-moitiè que es la más conocida. La cuestión es que tenían que haber llegado nuestros invitados antes de las 20:00 pero no fue así, así que llamamos a los móviles y qué casualidad los dos estaban fuera de cobertura o desconectados, así que empezamos a sospechar que algo les había pasado porque no era normal que ni hubieran llegado ni hubieran avisado de que llegaban tarde o lo que sea. A. llamó a la oficina por si algún compañero de Pablo estaba todavía en el trabajo y nos podía decir a qué hora salió, pero era muy tarde y no había nadie. Luego se nos ocurrió que pudiera ser que con la nieve caída hace un par de días hubiera tenido algún problema con el coche. La cuestión era que no estábamos tranquilos así que decidimos coger el coche e ir para su casa a buscar pistas de donde podían estar. 5 minutos más tarde, mientras iba conduciendo A. recibe un sms de Pablo al móvil que sólo dice "estamos en el hospital. nada serio. luego nos vemos en vuestra casa"... ¿cómo espera q nos quedemos tranquilos con ese mensaje? A. intentó llamarlo rapidamente pero estaba de nuevo fuera de cobertura! Iba conduciendo y pasábamos cerca del único hospital que conocemos y que nos pillaba de paso, así que sin dudarlo nos plantamos allí y fuimos a urgencias. Imaginad la cara de Pablo cuando nos vió entrar, doblemente sorprendido porque habíamos dado con ellos y porque había sido sólo 3 minutos después de enviarnos el mensaje. Resultó que Esther se había puesto mala de la garganta y ya la estaban atendiendo. Cuando por fin salió con las recetas médicas decidimos si fondue SI o NO. El desenlace aquí abajo:



Salió bien rica y con fundamento, nunca nos había salido textura tan buena antes. Además Pablo decía era su primera fondue de queso en la vida y Esther tampoco la había probado mucho así que después de la tarde llena de imprevistos, la cosa acabó bien.

Comentarios

  1. (offtopic) qué fuerte pos no ma venío hoy una testigo de jehova (justo cuando estábamos comiendo) pegando en el portero pa hablarme en español y pedirme 5 minutos pa contarme unos mensajes biblicos??

    ResponderEliminar
  2. A mi eso también me pasaba en Alemania solo que eran protestantes y no testigos... el primero que vino era aleman y cuando en mi perfecto español le mentí diciendo: "lo siento, no hablo alemán" tras lo cual le cerré la puerta en las narices (se la abrí porque era el primer timbre que me sonaba y pensé que era Gloria)... pues a los pocos dias me pegó en el portero uno que debia ser sudamericano por el acento... claro, no abrí y le dije que conmigo era perder el tiempo que yo soy causa perdida :-D

    P.D. Como os cuidais... yo quiero fondue de esa!!!

    ResponderEliminar
  3. pues ya sabes... tendrás q venir por aquí para catarla jajaja aprende de Yaz q ya está buscando vuelos jijiji

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cosas buenas y malas de Suiza (1/2)

Uff ¿Por dónde empezar? Bueno empezaremos con las cosas malas y luego diremos las buenas para cerrar la entrada con buen sabor de boca :)

Cosas que podrían mejorar
Ser más directos. A la mayoría de los suizos les dá una fatiga enorme decirle a alguien a la cara o por teléfono algo negativo. Evitan el conflicto a toda costa y darán ochenta mil vueltas para no tener que hablar directamente con la persona o pondrán mil excusas para no mostrar su verdadera opinión. Un ejemplo típico, cuando echas una solicitud para alquilar un piso y esperas una respuesta tipo: SI o NO, te puedes encontrar que nunca te digan ni SI ni NO y te pongan mil excusas de que necesitan comprobar no se qué documentos, o que la persona en cargo no está, etc. etc. En vez de decirte a la cara un "NO" y punto, le dan mil vueltas al asunto. A mi me parece una comunicación de lo más ineficaz.La neutralidad no siempre es la postura ideal. Hay temas que despiertan emociones y reacciones en nosotros. Como personas h…

Das Leben ist eine Chance

Das Leben ist eine Chance, nutze sie.
Das Leben ist schön, bewundere es.
Das Leben ist eine Traum, verwirkliche ihn.
Das Leben ist eine Herausforderung, nimm sie an.
Das Leben ist kostbar, geh sorgsam damit um.
Das Leben ist ein Reichtum, bewahre ihn.
Das Leben ist ein Rätsel, löse es.
Das Leben ist ein Lied, singe es.
Das Leben ist ein Abenteuer, wage es.
Das Leben ist Liebe, geniesse sie.

(Mutter Theresa)

(origin of the image)

¿Qué hago aquí?

Ésa es la pregunta que alguna que otra vez me ha pasado por la cabeza. Estoy aquí esforzándome por aprender un idioma, por entender las leyes y las costumbres, por adaptarme .... No puedes pedir ayuda porque aquí no tienes ni a la familia ni a los amigos para pedirles favores... en definitiva vivir aquí requiere un consumo de energía mucho mayor que si viviera en mi país de origen, donde todo sería más fácil.... entonces ¿por qué? ¿por qué he de seguir luchando? ¿No sería más cómodo intentar encontrar ese soñado equilibrio en otro lugar? Como me ha dicho una amiga, al emigrar, con el tiempo tiendes a quedarte con los recuerdos buenos del lugar de donde te fuiste. Piensas que allí te querían más o conseguías más. Haces un filtrado olvidando los malos tiempos pero te olvidas que allí también hubo tormentas y no siempre proclamaste ser féliz, de ahí que te fueras. Si volviera a mi país de origen, ¿podría ser féliz o las cosas ya no serían igual porque yo he cambiado y mi entorno allí ta…