Ir al contenido principal

Il retorno... della jedi (lo primero que me ha venido a la cabeza)

Perdón por los cinco días de ausencia de escritura, pero es que he estado viviendo a un ritmo bastante estresante, teniendo que hacer multitud de cosas y atender a bastante gente todo en tiempo record. Al final lo he hecho practicamente todo, asi que estoy contenta. Lo que más me ha recargado como ya dije ha sido el contacto, sienta muy bien el volver con tu gente, con lo cotidiano, con aquello que a veces nos da quizás una falsa sensación de seguridad, de comodidad... pero sin duda me he sentido como una reina, me han tratado todos genial, imagino que si vuelvo más a menudo ya decaerá la buena disposición pq me volveré cansina jajaja asi que distanciaremos prudencialmente la cosa para mantener las bellas relaciones en su justa medida. Gracias, muchísimas gracias, por todo lo que me dais, que es lo más valioso en la vida porque no se puede comprar con dinero, devolveré gustosa siempre y con creces vuestras atenciones pq disfruto.
Echadas las flores... hablemos del regreso.... mañana triste como no, las despedidas siempre lo son y el que os diga que no, os está mintiendo... El de facturación un español que se pone de buen rollito pero al final los dos kilos y medio de sobrepeso no me los perdona y tengo q meterme en la mochila (q ya pesaba aprox 10kg) 2,5 kg más para que el señorito se quede contento. Menuda estupidez pq al final la carga en el avión es la misma, sólo que en vez de ir dentro de la maleta va a en mi espalda pero a fin de cuentas va a gastar la misma gasolina... en fin. El viaje bien, sólo que una de las veces se levantaron un par de italianos y se pusieron a hablar con otros formando un mini grupo cerca de mi, yo estaba en el asiento del pasillo leyendo en el mac y de repente mi sentido jedai me avisa de una posible amenaza, con el rabillo del ojo veo un culo italiano con pantalones vaqueros que establece su posición a muy poca distancia de mi cabeza... bien ignoremos, pero ciertamente el tío tiene espacio suficiente para empompar su culo italiano hacia el pasillo y no hacia donde yo estoy sentada. Como ignoro al impresentable, se mueve varias veces de postura y percibo q incluso se acerca un poco más (en esos momentos críticos establezco una línea imaginaria límite y me digo que como alcance ese tope le voy a soltar algo al gilipollas), pero el atacante me que sus armas no tienen efecto y retira el pompis evitando la batalla.
Llegado a Milán el tiempo es nublado y gris, como mis ánimos, aunque logro recuperarme comiéndome el bocadillo que me había preparado y escuchando luego en el autobus hacia Lugano las ocurrencias del conductor turco que habla en italiano con un acento curioso. Rescato una frase lapidaria que me hizo reir: "Per pagare e morire sempre c'è tempo" (para pagar y morir siempre hay tiempo), para decirnos que podíamos pagar en el destino y no en el origen. jejeje Lugano me recibió con lluvia y con la sorpresa de q A venía a recogerme y no tendría q andar media hora bajo lluvia.
Al llegar a casa también me encuentro algo gracioso, justo en un bloque detrás de nuestro edificio hay un bar en una quinta planta, de manera q las ventanas de nuestros cuartos dan al balcón. Resulta que lo han decorado para el mundial con banderas de distintos paises... a ver quién encuentra la única diferencia XDDD

Efectivamente la bandera de alemana es deliveradamente más pequeña que el resto jajaja eso es ser sutil con los mensajes subliminales XDD ya sabéis lo que opinan los suizos de los alemanes...
Por cierto la victoria la han celebrado con pitidos, bocinas y algunos curiosos como yo que se han asomado, un vecino de enfrente me ha saludado como si fuera colega mio de toa la vida... Luego a la hora de la cena aquí, las 18:30h, ha venido un pestazo a fondue jajaja asi que aquí lo celebran igual que ahí con los coches pasando y pitando, pero aderezado con queso gruyere jejeje Yo me voy a hacer pasar por italiana a ver si me invitan a comer un poco... :P

Comentarios

  1. seguramente mañana en los supermercados suizos habrá una oferta nueva... comprando una fondue suiza te regalan una camiseta de españa XDDDDDD

    ResponderEliminar
  2. Pues si que es pequeña la bandera alemana que yo ni la veo :-(

    ResponderEliminar
  3. Está entre la española y la suiza... si la sutileza de los luganeses es única jajaja

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cosas buenas y malas de Suiza (1/2)

Uff ¿Por dónde empezar? Bueno empezaremos con las cosas malas y luego diremos las buenas para cerrar la entrada con buen sabor de boca :)

Cosas que podrían mejorar
Ser más directos. A la mayoría de los suizos les dá una fatiga enorme decirle a alguien a la cara o por teléfono algo negativo. Evitan el conflicto a toda costa y darán ochenta mil vueltas para no tener que hablar directamente con la persona o pondrán mil excusas para no mostrar su verdadera opinión. Un ejemplo típico, cuando echas una solicitud para alquilar un piso y esperas una respuesta tipo: SI o NO, te puedes encontrar que nunca te digan ni SI ni NO y te pongan mil excusas de que necesitan comprobar no se qué documentos, o que la persona en cargo no está, etc. etc. En vez de decirte a la cara un "NO" y punto, le dan mil vueltas al asunto. A mi me parece una comunicación de lo más ineficaz.La neutralidad no siempre es la postura ideal. Hay temas que despiertan emociones y reacciones en nosotros. Como personas h…

¿Qué hago aquí?

Ésa es la pregunta que alguna que otra vez me ha pasado por la cabeza. Estoy aquí esforzándome por aprender un idioma, por entender las leyes y las costumbres, por adaptarme .... No puedes pedir ayuda porque aquí no tienes ni a la familia ni a los amigos para pedirles favores... en definitiva vivir aquí requiere un consumo de energía mucho mayor que si viviera en mi país de origen, donde todo sería más fácil.... entonces ¿por qué? ¿por qué he de seguir luchando? ¿No sería más cómodo intentar encontrar ese soñado equilibrio en otro lugar? Como me ha dicho una amiga, al emigrar, con el tiempo tiendes a quedarte con los recuerdos buenos del lugar de donde te fuiste. Piensas que allí te querían más o conseguías más. Haces un filtrado olvidando los malos tiempos pero te olvidas que allí también hubo tormentas y no siempre proclamaste ser féliz, de ahí que te fueras. Si volviera a mi país de origen, ¿podría ser féliz o las cosas ya no serían igual porque yo he cambiado y mi entorno allí ta…

El precio de la integración

Hoy me toca desahogarme otra vez... sí soy una persona habladora y me paso muchos días en el trabajo con voto de silencio porque no tengo gente con la que hablar. Como dice mi hermana mayor existe una diferencia cultural entre Suiza y España muy grande en cuanto a comunicación. En Suiza la gente, para mí, habla demasiado poco y en España la gente simplemente habla demasiado jajaja. Así que vengo de un sitio donde estaba acostumbrada a compartir cosas del día a día con compañeros de trabajo y a un nivel de conversación que ahora aquí no puedo llevar. Y cuando me relajo y sale mi comportamiento natural, me han mirado raro....


Entonces me pregunto, ¿tengo que renunciar a mi forma de ser, a mi naturaleza que me impulsa a actuar como siempre he hecho y que aquí no es comprendida (a veces hasta mal vista) sólo para poder sentirme más integrada? ¿Tengo que intentar ser más como ellos, con su carácter diferente al mío, para que me acepten en su sociedad? Por supuesto uno tiene que seguir las…