Ir al contenido principal

The big 4

Así se titulaba el concierto al que asistimos en Milan el pasado miércoles, porque estaba compuesto de cuatro bandas muy conocidas en el mundo del metal: Antrax, Megadeth, Slayer y Metallica. Nosotros vimos sobretodo a Megadeth y Metallica, y los otros dos grupos menos porque también había q hacer paraditas para comer y beber. He de decir que ví a Mustaine y Ellefson algo más estropeadillos, claro todavía me acuerdo de cuando los fuimos a buscar al aeropuerto de Málaga, basados en la información q A. había obtenido de no se qué página que decía que estos dos componentes de Megadeth estaban de vacaciones en Marbella y aquel día era el último dia de sus vacaciones y de regreso a USA. Aquello fue pura suerte porque ni sabíamos a qué hora era el vuelo, ni si quizás habían decidido volar al día siguiente... total q estuvimos una hora esperando por la mañana en el aeropuerto y cuando decidimos que aquello era una idea felíz sin sólidas probabilidades, ví a estos dos melenudos y corrimos hacia ellos. Evidentemente no había más fans, porque no todo el mundo hila tanto, así q se sorprendieron pero estuvimos charlando un ratito, fotos, autografos, etc. Creo q desde entonces veo a este grupo como más cercano.... Volviendo al concierto, logramos estar bastante cerca para verlos y disfrutamos con algunas de sus canciones míticas como "A Tout le Monde" donde A. me levantó y pude ver todo el escenario por encima de las cabezas de todo el mundo, cantar y gritar a mis anchas. Con Metallica creo que los fans, quizás por el cansancio de tantas horas, el calor, los nervios de querer verlos de cerca, se portaron peor... ya antes de que empezara todo el mundo estaba cogiendo posiciones y algunos gilipollas empujaban avisando q en cuanto empezara la música iban a arrasar con quien tuvieran por delante. Estábamos ni cerca ni lejos del escenario pero lo suficientemente centrados (creo q igual en los laterales hubiera sido menos la cosa, no sé...) como para que en cuanto empezó el concierto con la intro característica ya comenzara el follón de gente empujando, achuchando, pisando y sacando lo peor de ellos para lograr un buen sitio cercano al escenario. No todo el mundo es así de subnormal, tb vi caras de tíos y tías que esperaban con cara de cabreo y consternación q pasara el tsunami para poder disfrutar del concierto. La cosa es que fueron varias oleadas y cuando logramos ir hacia atrás para salir de aquella marea de violencia, llegamos a otro punto donde un grupo de tíos empujaban simplemente por placer, no por avanzar hacia el escenario, pero ya no queríamos alejarnos más, así que fuimos más hacia un lado para tomar una distancia de seguridad. Así después de 10 minutos de gran tensión logramos quedarnos quietos (bajo nuestra voluntad y la de los demás) y empezar a escuchar. 

En lo que respecta a la banda, a la calidad del sonido, a los efectos especiales, a su comportamiento haciendo varios bises y agradeciendo sinceramente el apoyo, se notaba que estaban a gusto. Aunque no lográbamos ver todo el tiempo a los miembros tres grandes pantallas te daban diferentes puntos de visión, y hubo solos increíbles, improvisación y adornos que hicieron que disfrutáramos como nunca de aquel nuestro primer concierto de Metallica. Vimos a un niño con una pancarta q decía "tengo 11 años y es la septima vez que veo Metallica". El momento cumbre para mí fue con los fuegos artificiales por encima el escenario, sorpresa que me hizo soltar un "Viva la feria de Málaga!" jajaja y el que estaba delante mía se volvíó como diciendo "qué habrá dicho esta loca?".  En resumen que por el alto nivel del directo que tienen desde aquí os recomiendo que vayáis a verlo porque merece verdaderamente la pena, simplemente evitad a los fans violentos y apreciad el increíble espectáculo que se va a desplegar ante vosotros.

Comentarios

  1. Metallica son una de las grandes bandas que trascienden géneros y lo demostraron. A estas alturas no soy fácilmente impresionable y me quedé flipado con este concierto, una intensidad como pocas veces he visto.

    Sobre los que se divierten a su manera, lo respeto, pero me gustaría que ellos me respetaran a mi también. La verdad que no me puedo centrar en el solo destructor de Kirk Hammet cuando un tío me está trabajando las costillas.

    Culturilla sobre el moshing:
    http://en.wikipedia.org/wiki/Moshing

    ResponderEliminar
  2. Aquí un ejemplo de momentazo metalica

    http://www.youtube.com/watch?v=7Pw3Jzd0ngA&feature=related

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cosas buenas y malas de Suiza (1/2)

Uff ¿Por dónde empezar? Bueno empezaremos con las cosas malas y luego diremos las buenas para cerrar la entrada con buen sabor de boca :)

Cosas que podrían mejorar
Ser más directos. A la mayoría de los suizos les dá una fatiga enorme decirle a alguien a la cara o por teléfono algo negativo. Evitan el conflicto a toda costa y darán ochenta mil vueltas para no tener que hablar directamente con la persona o pondrán mil excusas para no mostrar su verdadera opinión. Un ejemplo típico, cuando echas una solicitud para alquilar un piso y esperas una respuesta tipo: SI o NO, te puedes encontrar que nunca te digan ni SI ni NO y te pongan mil excusas de que necesitan comprobar no se qué documentos, o que la persona en cargo no está, etc. etc. En vez de decirte a la cara un "NO" y punto, le dan mil vueltas al asunto. A mi me parece una comunicación de lo más ineficaz.La neutralidad no siempre es la postura ideal. Hay temas que despiertan emociones y reacciones en nosotros. Como personas h…

El precio de la integración

Hoy me toca desahogarme otra vez... sí soy una persona habladora y me paso muchos días en el trabajo con voto de silencio porque no tengo gente con la que hablar. Como dice mi hermana mayor existe una diferencia cultural entre Suiza y España muy grande en cuanto a comunicación. En Suiza la gente, para mí, habla demasiado poco y en España la gente simplemente habla demasiado jajaja. Así que vengo de un sitio donde estaba acostumbrada a compartir cosas del día a día con compañeros de trabajo y a un nivel de conversación que ahora aquí no puedo llevar. Y cuando me relajo y sale mi comportamiento natural, me han mirado raro....


Entonces me pregunto, ¿tengo que renunciar a mi forma de ser, a mi naturaleza que me impulsa a actuar como siempre he hecho y que aquí no es comprendida (a veces hasta mal vista) sólo para poder sentirme más integrada? ¿Tengo que intentar ser más como ellos, con su carácter diferente al mío, para que me acepten en su sociedad? Por supuesto uno tiene que seguir las…

¿Qué hago aquí?

Ésa es la pregunta que alguna que otra vez me ha pasado por la cabeza. Estoy aquí esforzándome por aprender un idioma, por entender las leyes y las costumbres, por adaptarme .... No puedes pedir ayuda porque aquí no tienes ni a la familia ni a los amigos para pedirles favores... en definitiva vivir aquí requiere un consumo de energía mucho mayor que si viviera en mi país de origen, donde todo sería más fácil.... entonces ¿por qué? ¿por qué he de seguir luchando? ¿No sería más cómodo intentar encontrar ese soñado equilibrio en otro lugar? Como me ha dicho una amiga, al emigrar, con el tiempo tiendes a quedarte con los recuerdos buenos del lugar de donde te fuiste. Piensas que allí te querían más o conseguías más. Haces un filtrado olvidando los malos tiempos pero te olvidas que allí también hubo tormentas y no siempre proclamaste ser féliz, de ahí que te fueras. Si volviera a mi país de origen, ¿podría ser féliz o las cosas ya no serían igual porque yo he cambiado y mi entorno allí ta…