Ir al contenido principal

30 Km de puro MTB

Había mono de ruta ciclista desde hacía varias semanas y por fin el domingo aprovechando que no llovía (como en fines de semana anteriores) salimos a improvisar. La ruta MTB seleccionada era cortita, 30km, porque era ya un poco tarde y queríamos regresar antes de las 16h. La zona un poco al norte de Bellinzona, en una región llamada Molinazzo, y la dificultad fácil.
La primera parte de la ruta muy bonita pasando entre bosques por caminos de tierra no demasiado empedrados y escuchando el agua del río de fondo. Luego llegamos a Gnosca, un pueblo donde había que tomar un desvío que no encontramos. Las indicaciones del librito de rutas son orientativas pero no lo resuelven todo... Al final hicimos un camino alternativo y salimos al mismo punto que teníamos que haber llegado. Cruzamos el río para volver por el otro lado y ésta fue la parte de la ruta más bonita (me quedo con los pueblos San Vittore y Roveredo) y más cómoda pues salvo partes con arena, donde es más fatigoso pedalear, el resto no presentaba problemas. 
Llegamos a la mitad del recorrido donde hicimos la parada de rigor para comer y encontramos a más ciclistas disfrutando del buen tiempo. Vuelta a la carga y 15 kilómetros de puro trazado MTB, piedras pequeñas, piedras grandes, pedruscones, raíces de árboles, troncos... la parte más difícil para mí fue la de subidas y bajadas por el bosque. De hecho hubo una parte cuesta abajo que si llegan a decirme antes q yo iba a tirarme por ahí con la bici les digo que están locos, pero en aquel momento cuando me topé con esos pedruscones y troncos gordos de árboles bajo las ruedas mi mente pensó, "ok, si me ostio pues me ostio pero al menos voy a intentarlo", así que suelta freno aquí, gira un poco allá, agarra fuerte el manillar y voilá que lo conseguí! Cuando llegué abajo fue tal subidón que me puse a gritar "yuhuuuuuuuuuuuu!!". Me sentí muy orgullosa de mí misma. 
Practicamente los 10 últimos kilómetros pudimos apoyar poco el culo en el sillín porque casi todo el tramo estaba lleno de piedras, chinos, tierra, más piedras y poco verde jajaja ah y sorpresa que nos topamos con una exposición de arte moderno al aire libre en mitad de un escampado O_o lástima q no pudiéramos hacer fotos porque algunas obras me gustaron, como la de las espadas de esgrima clavadas en el suelo.
Las pocas fotos q pudimos hacer aquí.
En fin que lo pasamos bien disfrutando de la naturaleza, fauna, ríos, bosques y.... piedras! ;D

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cosas buenas y malas de Suiza (1/2)

Uff ¿Por dónde empezar? Bueno empezaremos con las cosas malas y luego diremos las buenas para cerrar la entrada con buen sabor de boca :)

Cosas que podrían mejorar
Ser más directos. A la mayoría de los suizos les dá una fatiga enorme decirle a alguien a la cara o por teléfono algo negativo. Evitan el conflicto a toda costa y darán ochenta mil vueltas para no tener que hablar directamente con la persona o pondrán mil excusas para no mostrar su verdadera opinión. Un ejemplo típico, cuando echas una solicitud para alquilar un piso y esperas una respuesta tipo: SI o NO, te puedes encontrar que nunca te digan ni SI ni NO y te pongan mil excusas de que necesitan comprobar no se qué documentos, o que la persona en cargo no está, etc. etc. En vez de decirte a la cara un "NO" y punto, le dan mil vueltas al asunto. A mi me parece una comunicación de lo más ineficaz.La neutralidad no siempre es la postura ideal. Hay temas que despiertan emociones y reacciones en nosotros. Como personas h…

¿Qué hago aquí?

Ésa es la pregunta que alguna que otra vez me ha pasado por la cabeza. Estoy aquí esforzándome por aprender un idioma, por entender las leyes y las costumbres, por adaptarme .... No puedes pedir ayuda porque aquí no tienes ni a la familia ni a los amigos para pedirles favores... en definitiva vivir aquí requiere un consumo de energía mucho mayor que si viviera en mi país de origen, donde todo sería más fácil.... entonces ¿por qué? ¿por qué he de seguir luchando? ¿No sería más cómodo intentar encontrar ese soñado equilibrio en otro lugar? Como me ha dicho una amiga, al emigrar, con el tiempo tiendes a quedarte con los recuerdos buenos del lugar de donde te fuiste. Piensas que allí te querían más o conseguías más. Haces un filtrado olvidando los malos tiempos pero te olvidas que allí también hubo tormentas y no siempre proclamaste ser féliz, de ahí que te fueras. Si volviera a mi país de origen, ¿podría ser féliz o las cosas ya no serían igual porque yo he cambiado y mi entorno allí ta…

El precio de la integración

Hoy me toca desahogarme otra vez... sí soy una persona habladora y me paso muchos días en el trabajo con voto de silencio porque no tengo gente con la que hablar. Como dice mi hermana mayor existe una diferencia cultural entre Suiza y España muy grande en cuanto a comunicación. En Suiza la gente, para mí, habla demasiado poco y en España la gente simplemente habla demasiado jajaja. Así que vengo de un sitio donde estaba acostumbrada a compartir cosas del día a día con compañeros de trabajo y a un nivel de conversación que ahora aquí no puedo llevar. Y cuando me relajo y sale mi comportamiento natural, me han mirado raro....


Entonces me pregunto, ¿tengo que renunciar a mi forma de ser, a mi naturaleza que me impulsa a actuar como siempre he hecho y que aquí no es comprendida (a veces hasta mal vista) sólo para poder sentirme más integrada? ¿Tengo que intentar ser más como ellos, con su carácter diferente al mío, para que me acepten en su sociedad? Por supuesto uno tiene que seguir las…